A los 14 años, en Madrid, compatibiliza sus estudios de Bachillerato con trabajos de friegaplatos en diversos restaurantes de la calle Fuencarral. Durante el servicio militar es cocinero del General de División y una vez terminado, entra a formar parte del restaurante Casa Paulino, realizando al tiempo diversos cursos y ‘stages’ en Málaga, Cataluña, País Vasco o Francia; y en lugares como el Aula Choco Vic, o en elBulli. Su inquietud personal, junto a un aprendizaje autodidacta y su formación a través de libros y viajes, hacen de Fernando Limón un creativo e innovador chef, cuya cocina integra otras culturas y donde prima la calidad del producto y una original combinación de sabores.
En su cocina ocurrente, divertida y atrevida, destacan carnes exóticas como avestruz o canguro; o su novedad, sus platos de pescado de temporada a la sauna, cocinados con piedra volcánica y formando vapor con jugo de diferentes cítricos. Sus platos se adaptan a los productos de temporada, aunque también poseen sorpresas fuera de carta.
Destaca la calidad de sus materias primas, como sus verduras ecológicas de temporada, sus postres o incluso algún licor de elaboración propia. Además, acompañan los platos con panes de Madre Hizo Pan y con una carta de vinos y espumosos nacionales e internacionales cuidadosamente seleccionados. En 2013, La Sopa Boba recibió el Premio Emprendedores 2020 de restauración, otorgado por el Grupo DiarioCrítico.
A continuación les presentamos dos recetas de este creativo chef.

Leer el artículo completo en la revista