Negrini ha estado presente en el malagueño Salón de Innovación en Hostelería (H&T). Sus productos clásicos compartieron ‘stand’ con las últimas novedades de su catálogo y todos ellos sorprendieron a los profesionales del sector

Negrini comienza el año con fuerza, tal y como tiene acostumbrado al mercado. Entre su amplio programa y actividades, y dejado atrás el mes de enero en el que celebró la II edición de su concurso Tapas-Negrini en el marco de la cumbre gastronómica Reale Seguros Madrid Fusión 2019, la compañía viaja hasta Málaga en el mes de febrero para participar en la vigésimo primera edición de H&T. El Salón de Innovación en Hostelería.

En el evento, Negrini participó con un ‘stand’ de 20 m2 mostrando a los profesionales del sector no sólo la gama clásica de las múltiples referencias de su catálogo, sino también sus novedades de producto. Todo un escaparate de ideas y ventajas para los chefs y restauradores a la hora de proponer su oferta a la clientela en los establecimientos

Si nos detenemos en la gama clásica de productos de la compañía, allí se exhibió una gran selección de embutidos de la empresa, como no podía ser de otra manera. Los embutidos de producción propia de la familia Negrini y elaborados en la fábrica de Renazzo, en la provincia de la región italiana de Emilia Romagna, son uno de los grandes protagonistas de la oferta de Negrini. Por ejemplo, y entre ellos, los profesionales pudieron degustar su amplio surtido de ‘mortadelle’, las cuales se producen con las partes nobles de un cerdo blanco especial, el más costoso del mundo, criado en la Pianura Padana. Para la parte rosa se utiliza la paleta del cerdo y para los cubitos de grasa se emplea el ‘guanciale’, la papada. Además se añaden especias, sal, pimienta negra y blanca, nuez moscada, ajos, clavo y semilla de cilantro. Todos los tipos de ‘mortadelle’ que elabora la empresa (classica, con trufa de Savigno, con pistachos, con guindilla picante del sur de Italia (‘peperoncino’), ‘modella’ (baja en grasas) o la ibérica (elaborada con cerdo ibérico), son productos completamente naturales y no contienen gluten, lactosa, fécula colorantes, polifosfatos, conservantes y glutamato.

Asimismo, se contó en el ‘stand’ un buen surtido de quesos de su catálogo acompañados de las ‘mostardas’ y conservas de Le Tamerici. Productos de gran calidad elaborados con materias primas seleccionadas del territorio mantovano.

Igualmente, la empresa presentó toda la línea de productos de trufa de Appennino Food. Unos productos que aúnan la experiencia y la pasión en la cuidadosa selección de las materias primas con la innovación y la búsqueda para asegurar estándares cualitativos de alto nivel y diversidad de productos.

Las variadas salsas de La Dispensa de Amerigo para platos de pasta también fueron objeto de presentación como la salsa Carbonara, Friggione Bolognese, Ragú tradizionale alla bolgonese, Ragú di Cinghiale, Sugo di pomodoro con funghi porcini, Amatriciana, Arrabbiata y Puttanesca.

A su vez, en el ‘stand’ de Negrini, tuvieron cabida las conservas de Robo, otra de las marcas que distribuye la empresa en el mercado, como las Olive Taggiasche, Pomodori secchi, Pomodori Semi Secchi, Pomodori Gialli, Pomodori verdi,  Carciofi Rustici, Carciofi Mignon, Crema di carciofi, Cipolline Borettane, Melanzane a filetti, Funghi Porcini Trifolati, Crema di Porcini, Armonia di Pistacchio, Armonia di olive nere.

El protagonismo, también lo alcanzaron en la feria las referencias enológicas con que cuenta Negrini, la cual presentó más de 60 vinos que abarcaban todas las regiones vinícolas italianas.

En cuestión de novedades, Negrini sorprendió con las Cremas en Manga de Guerra. Unas cremas que vienen en mangas de 500 gramos congeladas y que hay que descongelar para su uso. Ideales para bares, restaurantes y, sobre todo, para ‘catering’, permitiendo crear presentaciones bonitas de manera fácil y rápida.

Leer el artículo completo en la revista