No es cuestión de tiempo. Ideas claras, que caminen con las tendencias actuales del mercado, y avaladas de la máxima calidad y seguridad son, sin duda, la vía del éxito. Conceptos, que hace años, empezó a fraguar en Estados Unidos el actual presidente de la compañía italiana Viva, Gianmichele Grosso, al observar la gran expansión que experimentaba el sector de los platos preparados, especialmente en el segmento vegetal y biológico sin gluten, como me relata durante nuestra agradable conversación. Una mente emprendedora que supo captar los movimientos de un consumidor, de carácter global, que dirige sus pasos hacía la calidad, la artesanía y naturalidad de los productos, la rapidez en la preparación, con el consiguiente ahorro de tiempo y, por supuesto, hacia la salubridad, con la atenta mirada a una buena alimentación.
El bienestar no es una quimera, sino una meta a la que llegar diariamente. Principio que ha sabido aplicar a la perfección la realidad productiva denominada Viva, presentando en el mercado productos refrigerados de alta calidad, certificados y sin la utilización de conservantes, ni ningún tipo de aditivo artificial.
No obstante el nacimiento de la empresa halla que datarlo en el año 1990, y la actividad inicial encuadrarla en productos de IV gama, con una posterior especialización en el sector de las sopas y cremas refrigeradas de verduras ya preparadas, proyecto que surgió con la voluntad de realizar una línea de productos que marcasen la diferencia en el mercado, tanto en términos de calidad como de surtido, traducido en nuevas gamas de producto incluso innovadores para el mercado italiano; lo cierto es que se produjo un resurgir de la compañía en el año 2010 de la mano de una familia de empresarios de la región del Piamonte, estando Gianmichele Grosso a la cabeza. “Cuando adquirimos la empresa hace cinco años, comenzamos un proceso de reestructuración, no sólo a nivel financiero sino también en cuanto a la propia capacidad productiva se refiere”, afirma el presidente.

 

 

Leer el artículo completo en la revista