Las hay suaves o intensas. Más o menos doradas. Rubias, muchas de ellas, y negras, las menos. Casi infinitas opciones al alcance de todos. La cultura cervecera vive un momento de apogeo en la sociedad actual. La más consumida de todas ellas es la cerveza tipo lager, “caracterizada por su fermentación a bajas temperaturas. Suelen ser espumosas y suaves. Su color puede ir del rubio al dorado hasta el negro, en función del tostado de la malta. Son también las que encuentran mayores maridajes con la gastronomía, -explican desde Cerveceros de España-. Otra circunstancia que tienen en común es que todas ellas se elaboran con ingredientes naturales: agua, cebada malteada y lúpulo. El proceso de elaboración de la cerveza se origina en los campos de cebada, donde se seleccionan los granos homogéneos de este cereal. Después se remojan en agua y se mantienen húmedos hasta que se inicia el germinado, momento en el que se seca y se tuesta el grano para obtener la malta. Una vez obtenida ésta, se mezcla con agua caliente para producir el mosto cervecero, al que posteriormente se añade el lúpulo. Después de este proceso, la cerveza se enfría hasta los 0 ºC y se filtra para conseguir el aspecto brillante que la caracteriza. Salvo determinadas especialidades, la cerveza se suele pasteurizar o se filtra estérilmente para garantizar la integridad del producto hasta que llega al consumidor”. Así pues, sus sanos atributos no tienen discusión, así como la unión indisoluble con nuestra cultura mediterránea y la vinculación al encuentro social. Según Cerveceros de España, “la cultura cervecera y el interés del consumidor por esta bebida continúan en auge. Por ello, el consumidor de cerveza se ha vuelto más exigente y, al mismo tiempo que sigue disfrutando de las variedades clásicas, también busca opciones más innovadoras. Para hacer frente a esta demanda, todas las compañías cerveceras han lanzado al mercado nuevas variedades. En el caso de las lager, se pueden encontrar variedades sin gluten, que permiten a las personas con sensibilidad a este compuesto disfrutar del sabor de una cerveza sin temer las consecuencias en su salud”. Una opción que como veremos más adelante ya está presente en alguna de las empresas consultadas.
Según Mahou San Miguel “los consumidores son, cada vez, más exigentes y expertos. Por ello, captan mejor los matices de cada uno de nuestros productos y adaptan su consumo al momento en el que se encuentran. No es extraño, por tanto, que existan cada vez un mayor número de productos y variedades”. HEINEKEN España pone en valor la innovación para adaptarse al mercado para “la búsqueda constante de nuevas formas de satisfacer las necesidades y motivaciones del consumidor”.
Esa exigencia por parte del consumidor también la destacan desde SABMiller quiénes explican que “las principales marcas están ampliando su ‘portfolio’ con cervezas especiales de tipo lager, y ofreciendo cervezas un poco más complejas a unos consumidores cada vez más exigentes”.
Una tendencia a la que Cervezas Ambar le augura futuro: “Los bares han ido dando progresivamente mayor espacio a la gama cervecera. Es una tendencia que seguirá creciendo los próximos años”.
“Las lager cuentan con una gran acogida en el mercado puesto que son cervezas espumosas y suaves, cuyo momento de consumo encaja perfectamente en diferentes momentos del día”, afirman desde Grupo Damm.
Existen muchos tipos de cerveza lager. Cerveceros de España nos habla de ellas. “La lager Pilsen es de color rubio dorado con reflejos brillantes. Son cervezas refrescantes y ligeras con notas de lúpulo y suave olor a malta. Las lager especiales son doradas de reflejos ámbar, agradable sabor a malta y buen equilibrio entre los amargos del lúpulo. Su espuma es cremosa. Por otro lado, la lager extra es de color oro viejo con reflejos cobrizos. Aromas y sabores marcados por el malteado tostado y recuerdos a lúpulo y lácteos. Son cervezas con cuerpo y de espuma cremosa. Por último, las Bock tienen tonos marrones y reflejos brillantes y sabores marcados por notas frutales. Cervezas con cuerpo y espuma densa y cremosa. La cerveza Bock también puede ser de alta fermentación”.
Quizás pensamos que la rubia sigue siendo la protagonista, pero las demás variedades vienen pisando fuerte. Según la empresa AB Inbev “la rubia sigue siendo la preferida, pero pensamos que la tostada tiene un gran futuro debido al tirón de las artesanales y el interés de los consumidores por nuevos sabores. Por tanto, seguirá creciendo muy por encima de la cerveza negra, por ejemplo”.
Para Cervezas Ambar “las cervezas lager siguen teniendo el consumo más elevado de litros en España, pero se ha despertado el interés por descubrir nuevas cervezas en un gran número de gente. Se podría decir que las tostadas se aprecian especialmente en este momento, pero en general todas las especialidades cerveceras experimentan una tendencia creciente”.
Desde SABMiller aseguran que “la rubia sigue siendo la preferida, pero cada vez más la gente quiere probar y disfrutar otras variedades como las tostadas, de trigo, ‘IPAs’, negras, etc.”.
Afirman desde Mahou San Miguel que “en nuestro país, cada vez existe un mayor interés por la cultura cervecera. Los consumidores quieren explorar nuevas posibilidades y probar nuevos productos que se adapten a los distintos momentos del día. Aunque las cervezas lager siguen siendo las preferidas por el consumidor español, sí que percibimos un mayor interés por nuevas categorías de producto”.

Leer el artículo completo en la revista