Carlos Reyes, ‘bartender’ de Carpe Diem Lounge Club, de Barcelona, se ha proclamado ganador de la II Edición de ‘Made With Love’. Un concurso de ‘mixología’ diferente e interactivo con el gran público, que tiene como ‘partner’ a Campari Academy Spain

Con la colaboración de Campari Academy Spain, la segunda edición en nuestro país de la competición de coctelería más extravagante, transgresora e interactiva, que nació hace nueve años en la ciudad canadiense de Montreal, ‘Made With Love’, ya tiene ganador.   

Carlos Reyes, del local Carpe Diem Lounge Club de Barcelona, fue el triunfador de la Final Nacional celebrada el pasado 11 de noviembre en la Sala Artte, de la Ciudad Condal. Carlos fue elegido como primer favorito por el público en la Final Regional de Barcelona, celebrada el 6 de noviembre en CCCB (Centro de Cultura Contemporànea), por la realización de su cóctel ‘Aboriginal’ con Appleton Estate. Un ron integrante del ‘portfolio’ de la compañía Campari, cuyas bebidas y espirituosos fueron los protagonistas de las creaciones de los ‘bartenders’ durante todas las fases del evento.

Carlos Reyes compitió en la Final Nacional con otros tres compañeros de profesión que, igualmente, resultaron vencedores en las respectivas Finales Regionales de Madrid y Barcelona. En la celebrada en Madrid, el 29 de octubre en The Westin Palace, se proclamaron vencedores, Davide Fracasso, del local Santamaria La Coctelería De Al Lado, al haber sido el primer clasificado por parte del jurado profesional con su cóctel ‘Manpari Spicy’ elaborado con Campari, y, por parte de la votación del público se hizo con el triunfo en primer lugar Rodolfo Pérez Erre, del Teatro Kapital, con su cóctel ‘Distinto’ realizado con Cinzano 1757.

En esta fase regional madrileña compitieron 13 ‘bartenders’, que fueron elegidos en la fase clasificatoria de la competición, y ante una afluencia de público cifrada en 300 personas, en un clima festivo, de difusión de la cultura coctelera y saboreando los maridajes con los que agasajaban los concursantes.

Por su parte, en la Final Regional barcelonesa, en la que compitieron 15 ‘bartenders’, ante unas 370 personas, además de Carlos Reyes, también salió vencedora, con el título de primer clasificado por la votación del jurado profesional, Olga Ojeda Sánchez, del Bar Sauvage, ubicado en el barrio del Born. Olga conquistó al jurado con su creación ‘Pasonki’ preparada con Espolón Tequila.

Estos cuatro profesionales de la ‘mixología’, en la Final Nacional, se retaron por el pasaporte que les llevaría a Canadá con ‘Made With Love’ y a Italia con Campari Academy.

En esta fase de la competición, la valoración de los cócteles se llevó a cabo únicamente por el jurado profesional compuesto, en esta ocasión, por Giuseppe Santamaria ‘brand ambassador’ del Gruppo Campari y coordinador de la Campari Academy Spain, Giacomo Giannotti, ‘bar manager’ de Paradiso Cocktail Bar y Borja Goikoetxea, ‘head bartender’ de dicho local barcelonés, Paradiso Cocktail Bar. Expertos que examinaron en los cócteles los conceptos y las ideas creativas, la originalidad de los ingredientes utilizados, el equilibrio de sabor, la presentación visual (cristalería, decoración, servicio) y el respeto del tiempo de ejecución en las pruebas de ‘Mystery Box Challenge’ y en la ‘Negroni Challenge’.

En esta Final Nacional española de ‘Made With Love’ 2018, Davide, Rodolfo, Olga y Carlos tuvieron que realizar tres pruebas, la denominada ‘Caja Misteriosa’, que se asigna a cada uno de los ‘bartenders’, la cual contiene dos ingredientes misteriosos y un espirituoso de la cartera de Campari, aunque también se podían utilizar más bebidas espirituosas de la empresa. Los cuatro finalistas tenían que servir tres cócteles idénticos uno por cada miembro del jurado, en un tiempo máximo de 5 minutos, teniendo 3 minutos más para la presentación del cóctel.

La segunda prueba, ‘Negroni Challenge’, lleva a reinterpretar uno de los clásicos más icónicos como es el ‘Negroni’, pero con un toque personal. El Negroni debía ser elaborado con Bulldog Gin y Cinzano 1757, en su versión roja o blanca, en un tiempo de 3 minutos, más otros tres de presentación al jurado. Y, en la tercera prueba, llamada de Velocidad, y que se realiza de forma individual, los finalistas tuvieron que presentar cuatro cócteles ejecutados al mismo tiempo con 4 técnicas compositivas diferentes: Bulldog & Fever-Tree TonicBuild; Manhattan Stir; Skyy Vodka Sour Shaken y Boulevardier Throwing.

Leer el artículo completo en la revista