El consumo de tés e infusiones en el canal Horeca ha crecido en el último año gracias, entre otras cosas, al esfuerzo de las empresas que han optado por lanzamientos llamativos como nuevos sabores o experiencias únicas

Los responsables de las empresas de tés e infusiones en nuestro país son conscientes de que España es un país de café, sobre todo en los desayunos. Sin embargo, su segmento de consumo ha ido creciendo en los últimos años incorporando, incluso, a nuevos consumidores cada vez más jóvenes que buscan un mayor bienestar a la hora de pedirse una taza infusionada.

Según los datos facilitados por la consultora Nielsen, los españoles consumimos más de 142 millones de infusiones en el año 2018 (142.067.414 bolsitas), de las cuales más de un tercio, en concreto 51.617.532 tazas, llevaba un té dentro, en sus distintas variantes.

Otro de los grupos importantes en este consumo son las llamadas infusiones funcionales, muy de moda en muchas de las dietas específicas para limpiar el organismo o las que se utilizan para mejorar la respiración o la circulación. En este caso, se prepararon el año pasado más de 46 millones de pirámides con estas hierbas.

Aunque, como ya veremos más adelante, la saborización de las infusiones ha marcado un antes y un después en este mercado, las clásicas siguen siendo una mayoría aplastante si las comparamos con las de frutas. Mientras que las infusiones de toda la vida llegaron a más de 34,5 millones de tazas consumidas en 2018, las de sabores especiales no alcanzaron ni los 4,2 millones de consumiciones.

Por eso, los expertos explican que viendo estos datos, una de las explicaciones a que el sector se haya expandido es que ha subido el número de consumidores que ha ido descubriendo las propiedades de los tés y que han optado por incluirlo en su día a día como una apuesta por una dieta más sana y equilibrada.

Ahora las compañías buscan cómo darle más opciones a esos consumidores y han apostado, definitivamente, por ampliar su oferta con nuevos sabores pero también con ingredientes que se han puesto de moda dentro de estas tendencias saludables, como la ‘stevia’, el ‘matcha’ o la producción de productos ecológicos. “El consumidor, cada vez más, quiere saber la procedencia de lo que toma y apuesta por lo ecológico”, aseguran en Ecoherbes, una empresa que produce tés totalmente naturales.

Este esfuerzo responde también a una de las peticiones de los profesionales de la hostelería y de la restauración que es seguir ofreciendo más novedades en sus barras bien sea a través de toques diferentes o en formatos que enganchen a un público cada vez más informado y más exigente con lo que consume.

“Nosotros queremos ayudar a nuestros clientes a vender más y somos conscientes de que es importante destacar en presentación y en calidad”, explican desde Tetique, una de las nuevas compañías que están produciendo exclusivamente productos ecológicos.

Otra de las firmas que ha querido elevar la calidad de sus bolsitas como garantía de éxito entre los nuevos clientes ha sido Unilever Food Solutions y su nueva marca, Pure Leaf, que cuenta con un exigente proceso de elaboración de sus tés dirigido a un público más entendido y acostumbrado al consumo de las infusiones y el té.

“Pure Leaf llega a España con un té 100% sostenible que cuenta con el certificado de la Rainforest Alliance”, aseguran desde Unilever Food Solutions, resaltando la apuesta en verde que se ha implantado en las principales marcas del sector.

Aunque como ya hemos dicho la innovación en el mercado en este 2018 ha venido básicamente por el lado de los sabores. La mayoría de las compañías ha lanzado variedades que mezclan las bondades de estos tés e infusiones con toques exóticos o de con la incorporación de nuevos productos que buscan tener una vida más saludable.

Tetique, por ejemplo, cuenta con un amplio abanico de nuevos sabores muy diferentes: “Tenemos nuevas mezclas de tés muy exóticas con guaraná, ‘stevia’ o ‘matcha’, que llaman la atención y la gente quiere probarlos”, relatan.

La Casa Dammann Frères, cuyos productos comercializa la empresa illycaffè en España, ha buscado separar claramente los tés puros de los saborizados, ampliando cada temporada las opciones que pone a la venta. De hecho, para el mes de febrero, ultiman ya un lanzamiento sorprendente: un té con sabor a verduras, en concreto, a pepino que vendrá a completar su amplia gama de variedades saborizadas.

Leer el artículo completo en la revista