La cadena hotelera crea VINCCI CARE, un sello que refleja el profundo compromiso por el bienestar de los huéspedes, visitantes y empleados de sus hoteles. Una iniciativa que se suma a los ya de por sí elevados estándares de calidad de la compañía para dar respuesta a la situación actual con el objetivo de proporcionar la máxima confianza. Además, la cadena presenta el ‘Roomstaurant’, que revoluciona el ‘room service’ tradicional

En esta “nueva normalidad” que vivimos, el generar seguridad y confianza entre los clientes de los establecimientos hoteleros ha empezado a cobrar más sentido aún, si cabe. Conceptos que son patrimonio de Vincci Hoteles.  

Avalada por la experiencia de la familia Calero, Vincci Hoteles ha apostado desde sus inicios por un modelo de crecimiento sostenible en el que su máxima prioridad ha sido y sigue siendo la seguridad y el bienestar de los huéspedes y trabajadores.

En un marco como el que nos ocupa de la denominada era ‘post Covid-19’ Vincci Hoteles ha creado VINCCI CARE, un sello que concreta el profundo compromiso por el bienestar de todas aquellas personas que accedan a cualquiera de los establecimientos de la cadena. Una iniciativa que se suma a los ya de por sí elevados estándares de calidad de la compañía y que actuará bajo el mensaje: “Vincci Hoteles cuida de ti”, y que condensa la apuesta de la cadena por ofrecer confianza a través del cuidado y bienestar de sus huéspedes, respetando al máximo el tipo de estancia que cada uno de ellos desee disfrutar. Este sello engloba todas aquellas medidas que la cadena hotelera ya había desarrollado e implementado durante sus diecinueve años de trayectoria relativas a la  higiene, sostenibilidad, compromiso social, tecnología y bienestar del huésped; y todas aquellas  otras que ahora  se implantan  para  dar respuesta a la situación actual con el objetivo de proporcionar la máxima confianza, consiguiendo mejorar la experiencia de viaje del huésped y ofrecer el cuidado necesario durante su estancia. Un plan en el que los estándares sanitarios y de desinfección se elevan aún más, potenciando y aumentando los protocolos con el único fin de cuidar a sus huéspedes y empleados, frente a los nuevos desafíos surgidos. En este sentido, la cadena está trabajando en el aumento de estándares de seguridad y sanitarios, en protocolos exigentes que ofrecen una estancia segura sin sacrificar los niveles  de calidad, en nuevas vías de interacción con los huéspedes, en la redistribución de espacios, en nuevos protocolos de limpieza, nuevos servicios y el aumento en la seguridad alimentaria.

Leer el artículo completo en la revista