H istoria de una buena evolución. Eso son los platos preparados. Congelados, refrigerados y en ambiente (deshidratados y esterilizados). Así se visten, dependiendo de la tecnología aplicada en su elaboración y las condiciones de conservación, según la definición de comida preparada establecida en el Real Decreto 3484/2000, como señala la Asociación Española de Elaboradores de Platos Refrigerados. Un mercado dinámico que abandera la variedad y la innovación. “La innovación en las recetas es una constante. Se han desarrollado algunas que incorporan ingredientes propios de la dieta mediterránea; ingredientes con Denominación de Origen o de procedencia nacional; recetas propias de la gastronomía española tradicional; recetas representativas de la cocina internacional (principalmente asiática) y recetas con perfil nutricional más saludable”, detalla dicha Asociación.
Y es que en este mundo globalizado no podemos obviar el peso que empiezan a tener las recetas étnicas en nuestro mercado. De hecho, según los últimos datos de Mercasa relativos a 2012 “las ofertas más consolidadas de comida étnica en nuestro país son las de China, India y México. El valor de mercado de la comida étnica en España puede superar ya los 510 millones de euros anuales. Las ventas de comida mexicana llegan hasta unas 10.000 toneladas anuales y registran tasas de crecimiento en torno al 30% anual. Dentro de estas ofertas, los platos preparados han registrado un comportamiento más dinámico, multiplicando por ocho sus ventas en volumen (3.500 toneladas) y por diez en valor (22 millones de euros). En el caso de las comidas orientales, los rollitos primavera y el arroz tres delicias aparecen como sus ofertas más demandadas, aunque con evidentes síntomas de madurez. Las comidas japonesa, indonesia y tailandesa están también incorporándose a los hábitos alimenticios de los españoles. A medida que las ofertas se encuentran ya consolidadas, las marcas blancas tienden a adquirir un mayor protagonismo. En la actualidad suponen ya alrededor de la mitad de todas las ventas de platos mexicanos, con un incremento interanual del 10%, y en torno a una cuarta parte de las de rollitos primavera”.

 

 

Leer el artículo completo en la revista