Reale Seguros Madrid Fusión 2019 acaba de celebrar su decimoséptima edición en un exitoso clima, con innumerables actividades, ponentes de excepción y volviendo a saludar al chef que revolucionó la cocina, Ferran Adrià

Con cifras escalofriantes cierra su decimoséptima edición la cumbre gastronómica de alta cocina, Reale Seguros Madrid Fusión 2019, como detalla la organización. Más de 2.000 congresistas, más de 13.000 visitantes, 122 ponentes y 200 empresas expositoras. 

Del 28 al 30 de enero, la capital española se ha convertido, una vez más, en el punto de mira culinario desde cualquier rincón del planeta. Con el lema: “Reformando la cocina, cambian las reglas”, se inauguraba esta nueva edición escaparate de tendencias, demostraciones, reflexiones, ponencias, talleres, catas y un sinfín de eventos más, con sabores de aquí y de allá, que tenía como país invitado a Hungría, del que se pudo conocer a representantes prestigiosos de su cocina y productos del mismo. 

En el Auditorio del Palacio Municipal de Congresos de Madrid, Ferran Adrià, volvía a ese escenario, con aforo completo, para hacer llegar al mundo elBulli1846, su nueva apuesta en Cala Montjoi. Un proyecto, con ocho años de construcción, dedicado a una tarea de desarrollo del conocimiento y las ideas relativas a la cocina.

El chef articuló su exposición alrededor de las páginas que componen la web de elBulli Foundation, mostrando diferentes vertientes de su trabajo: La Bullipedia, para la cual se han elaborado 35 libros en este período. La Bulligrafía, un museo-archivo de elBulli, que será un espacio destinado a preservar y dar a conocer el legado de lo que sucedió en su restaurante y en toda la cocina española de vanguardia hace cerca de tres décadas, cuando revolucionó la cocina mundial. El espacio abrirá sus puertas en 2022. ElBulli 1846, ubicado en lo que fue el restaurante, es un espacio de 6.000 m2 de exposición y taller creativo, con un equipo de más de veinte personas dedicadas a la investigación y la experimentación, manteniéndose la sala y la cocina renovadas como complementos al Lab expositivo.

Antes de terminar su exposición, Ferran Adrià lanzó diversas convocatorias para profesionales de todo el mundo que deseen dedicar su talento al estudio de la creatividad, desde ramas muy diferentes del conocimiento humano, en tres ámbitos muy específicos en este momento inicial. La primera de ellas para investigadores que estudien en todas las variantes posibles del servicio de sala, desde una perspectiva amplia, que implique incluso a psicólogos, sociólogos y profesionales del arte. La segunda, centrada en el estudio, recopilación y estructuración de los datos de una biblioteca básica de 100 libros que permitan explicar el hecho culinario. Un proyecto que busca reunir a cocineros con pensadores e historiadores, entre otros perfiles. Y, la tercera, para profesionales capaces de pensar, crear y descubrir los secretos que esconde la percepción humana. ¿Qué es degustar? ¿Cómo podemos intervenir y modificar nuestra forma actual de entender la percepción de los sabores, los aromas, las texturas?

Leer el artículo completo en la revista