El mundo del vino es la razón de ser de este local, que cuenta con una gran aceptación en la esfera madrileña con tan sólo seis meses de vida. Sus referencias vinícolas se pueden degustar con creaciones culinarias perfectamente armonizadas

Su nombre lo dice todo. Dis Tinto Taberna. Un local “distinto” porque la oferta que propone es diferente a la de la zona donde se halla ubicado, en la que se respira aroma a cebada u otros cereales. Su ‘leitmotiv’ es el mundo del vino. Vinos que pueden acompañarse con platos de cocina de mercado, con una buena presentación.

“Distinto” también porque las propuestas con las que se encuentran los clientes también son diversas. Las etiquetas de pequeños productores, sus productos menos conocidos o menos habituales en el consumo generalizado, o los vinos elaborados con uvas autóctonas de pequeñas producciones son las estrellas en las copas. Aunque, sin perjuicio del respecto por los clásicos, como señala Ángel Vellón, uno de los cuatro socios que han dado vida a este local junto con Iván de la Torre, su compañero de “operaciones” en el propio local, y la familia Payno.

“Catamos muchas referencias que no están habitualmente en el mercado y a disposición del público, de bodegas que conocemos durante los viajes que realizamos, solemos buscar bodegas que no sean conocidas para ir a visitarlas, catar sus productos y traer cosas distintas con el fin de dar una oferta más amplia al cliente”, detalla Vellón.

Deseo cumplido. De hecho, el local cuenta con más de 300 referencias vinícolas y unas 30 por copas expuestas en una pizarra, sugerencias que varían cada 15 días, -como relata-. Etiquetas de todos los colores, blancos, tintos y rosados, tanto nacionales como internacionales de vinos con Denominación de Origen y no solo. Además de españolas, francesas, italianas o chilenas, en Dis Tinto Taberna también se pueden encontrar referencias australianas, sudafricanas, griegas, alemanas, californianas, rumanas y “de otras procedencias del mundo que la gente no está acostumbrada a beber”, puntualiza Ángel Vellón.

No debemos olvidar el “tilín” que los vinos de Jerez le hacen a Dis Tinto Taberna. Ese deleite andaluz embruja a sus anfitriones. Y, por supuesto, una carta de vermuts tampoco podía faltar en el local.

Entre todas esas propuestas, era de esperar una referencia al cosquilleante universo de las burbujas. “Esa mención especial que hacemos al mundo de la burbujas va referida a todos los vinos espumosos como el cava, el ‘spumante’ italiano o el ‘champán’ francés o de cualquier otro lugar. Por ejemplo, ahora hemos traído un espumoso de Chile, aunque lo más reconocido proviene de Francia. Actualmente tenemos una carta de más de 50 referencias de champán con unos precios asequibles, lo que favorece la rotación de etiquetas. Algunas referencias de champán o de cava también las contemplamos en pizarra ya que, además de la de los vinos, también tenemos otra de destilados y burbujas”, comenta.

Y no es de extrañar que el local también haga un guiño a los destilados dada la experiencia en dicho campo de Ángel y de Iván desarrollada en Il Bambino Restaurante. “En Dis Tinto Taberna contamos con unas 60 ginebras, más de 60 ‘whisky’ y también referencias de ron y brandy, además de armagnac y algo de tequila”.

Leer el artículo completo en la revista