Lo mejor de aquí y de allí. Con esa premisa debieron empezar los elaboradores de los primeros ‘whiskeys’ americanos de la historia. “La experiencia y la técnica en la elaboración de los mejores ‘whiskies’ europeos de los emigrantes escoceses e irlandeses establecidos en Norteamérica hace más de un siglo, con la peculiaridad del uso del maíz como materia prima básica principal, dada la abundancia del mismo y la dificultad para encontrar maltas, amén de las variaciones en su receta, destilación y maduración, fueron conformando lo que conocemos hoy como el genuino Bourbon americano, como así explica Pilar Larrea ‘head of corporate relations’ de Diageo Iberia. Pero, si bien es cierto que el Bourbon quizá sea el más conocido y cuya denominación se suele ligar al ‘whiskey’ americano en general, no cabe menos que nombrar otros tipos de ‘whisky’ que se engloban dentro del término “americano”, como son el ‘whisky’ canadiense, el Tennesse ‘whiskey’, el Rye ‘whiskey’, el Corn ‘whiskey’, o el ‘blended whiskey’.

ACTUALIDAD
Aunque la tendencia del ‘whisky’ en general, al igual que ocurre con la mayoría de espirituosos, sea a la baja durante los últimos años, es muy positivo observar cómo el americano decrece menos que sus otros competidores. Según datos facilitados por Nielsen, se puede decir que el destilado más afamado y a su vez estandarte de Kentucky, el Bourbon, no pasa por su peor momento en España. De este modo, el destilado estadounidense ha experimentado un crecimiento del 9,3% en el canal de Alimentación (solamente el nacional (+1%) crece también en este canal), siendo además el que menos baja en Horeca en comparación con el escocés, el de malta y el nacional, con una evolución negativa del 11,2%. Todo en números referidos a las ventas de ‘whisky’ durante el pasado año 2013 hasta octubre, en relación con el mismo periodo de 2012.

 

Leer el artículo completo en la revista