Trapa, innovadora, pionera, sostenible y atenta a las tendencias, presenta sus nuevas variedades de productos sin aceite de palma, el cual eliminarán de toda su gama en 2019. Además estrena tienda ‘on line’ en una renovada web

Innovación, diseño, sostenibilidad social y medioambiental son los motores sobre los que gira la producción de una firma chocolatera, 100% española e icónica en nuestro país como es Trapa. Fundada por los monjes trapenses en 1891, desde 2013 la empresa se halla en manos de una familia palentina que ha apostado por la modernización de la marca, la cual está presente en 50 países, y por la de su amplio ‘portfolio’ con cerca de 300 referencias.  

Trapa acaba de anunciar su compromiso de eliminar el aceite de palma de la totalidad de sus productos en 2019, siendo ya una realidad en todas sus nuevas variedades. Un compromiso que la marca ha querido simbolizar a través de una instantánea “irrepetible”, realizada por la fotógrafa Anne Roig en un bosque primario ubicado en Kalimantan Central (en Borneo, Indonesia), la provincia en la que hace unos meses un indefenso orangután se enfrentó a una excavadora intentando salvar su hogar de la deforestación provocada por plantaciones de palma aceitera. En palabras de Gerardo Fernández, Presidente y Consejero Delegado de Trapa, “Desde que en 2013 el Grupo Europraline adquiriera Trapa, hemos construido instalaciones más eficientes y sostenibles. Ahora queremos anunciar, precisamente en Borneo y con esta iniciativa, que ya hemos eliminado el aceite de palma de nuestras nuevas variedades y que en 2019 quedará eliminado de todos nuestros productos. Ya están disponibles sin aceite de palma los bombones “Trapa Sin Azúcar” y “Bombonísimos”, las chocolatinas “Trapa Milk”, y todas nuestras tabletas de chocolate -que nunca han contenido aceite de palma-, con excepción de la gama Corazón de la que se eliminará dicho componente este próximo año”.

El aceite de palma, a raíz de la creciente demanda por parte de las grandes corporaciones se ha convertido en uno de las principales responsables de la deforestación a gran escala de las selvas tropicales primarias, así como en el causante de grandes emisiones de CO2 que contribuyen al cambio climático. Además, sus efectos saludables se han puesto altamente en cuestión, ya que contiene una alta proporción de ácidos grasos saturados, lo que hace que se deban consumir con moderación. 

Asimismo, siempre en aras de la innovación y modernización, sus ‘packagings’ cobran vital importancia. De hecho, Trapa lanza de cara a Navidad una edicióngourmetde su chocolate a la taza. Una lata con diseño de inspiración ‘vintage’ de 350 gramos de chocolate en polvo, que no contiene gluten, ni grasas hidrogenadas, ni ácidos trans, al igual que toda la gama de productos de esta firma chocolatera. 

Otro paso más en su línea de modernización y expansión es el estreno de su tiendaon line’, en una nueva web con aspecto renovado, adaptada a las últimas tecnologías y a todo tipo de dispositivos móviles. En ella, además de consultar noticias y nuevos lanzamientos, se pueden adquirir todas las referencias de la marca: sus nuevos bombones sin azúcar ni aceite de palma, sus icónicos Cortados, los primeros bombones que se hicieron en España en 1969, hoy con sabores tan originales como naranja, trufa, frambuesa, pistacho y ‘cookie’; sus Bombonísimos, elaborados sin aceite de palma; sus tabletas, entre las que sobresalen la nueva gama Intenso (compuesta por 10 variedades, cinco de chocolate negro con distintos porcentajes de cacao (55%, 70% u 80%), tres de chocolate con leche y dos nuevas de chocolate blanco) sus coberturas y solubles; sus ‘snacks’ saludables para niños y su nueva lata ‘gourmet’ y sus turrones, en Navidad.

Leer el artículo completo en la revista