Una auténtica cocina del centro de Italia, con propuestas ‘gourmet’ y caracterizada por el buen precio de su alta calidad, es la que ofrece La Saletta ‘fiaschetteria’ en el mercado de Antón Martín, entre las que se halla la pasta fresca ultracongelada de Surgital en sus diferentes gamas de producto

En el castizo mercado madrileño de Antón Martín también se come en “italiano”. Allí, en el puesto número 28, hallarán el Ristorante Pizzeria La Saletta con alma de “fiaschetteria”. Una especie de taberna del centro de Italia, donde la gente iba a rellenar los “fiascos”, que son unas botellitas de vino recubiertas de paja, y en las que se podían degustar embutidos, como nos comenta Jonata Pierleoni.          

Jonata, con quien hemos tenido el gusto de conversar, fundo junto a Massimiliano Rogante hace ya casi cinco años el establecimiento, proyecto al que se unió un año después Gianmaria Disanto, como señala Jonata o Jonny como suelen llamarle.

Originarios de la región delle Marche, querían hacer una cocina del centro de Italia. “La idea era proponer una taberna antigua típica del centro del país con una comida casera y sencilla. Al principio teníamos la idea de ser sólo ‘pizzeria’ pero, poco a poco, nos hemos convertido en un restaurante”, puntualiza.

En la mochila traían experiencia hostelera, en sus genes, los sabores de las recetas con las que habían crecido y, en su espíritu, la pasión por descubrir cosas nuevas; de este modo llegaron a la capital española. “Después de tres años vimos que Madrid nos gustaba, que no era tan difícil el poder abrir un local y que se trataba de la ciudad perfecta para la hostelería por la gran demanda del público”, detalla.

Se pusieron manos a la obra y, atraídos por la atmósfera del mercado y porque les daba la posibilidad de trabajar con productos frescos diariamente y tener un trato directo y cercano con los proveedores, como apunta Jonata, su idea se materializó.

Acercarse a este puesto es adentrarse en tierra italiana. Todo su personal es oriundo del país transalpino y sus productos rebosan la etiqueta “made in Italy”, destacando por su alta calidad y su precio razonable. Por supuesto, como un clásico de la zona, la ‘porchetta’ campa a sus anchas. “Un embutido elaborado con la partes nobles del cerdo, enrrollada con especias, dejándolo reposar un día para que coja sabor y horneado durante cuatro horas, el cual se corta como si fuera un lacón”, dice Jonata.

En la oferta del local se hallan diversos embutidos como la ‘coppa’, ‘finocchiona’…, diferentes quesos como la ‘mozzarella’, provolone, etc. , entrantes como ‘bruschette’, ‘pizze’ o las pastas frescas ultracongeladas de Surgital de sus gamas Laboratorio Tortellini, Pastasí y Divine Creazioni, que les suministra Comercial CBG, con las que preparan suculentos platos con variadas presentaciones. “Todos los días hacemos unas sugerencias de platos de esta pasta, que acompañamos con los productos frescos que encontramos diariamente en el mercado, con propuestas más sofisticadas por las noches y los sábados a la hora de comer y cenar. Estos platos de pasta de Surgital también están en el menú que ofrecemos al mediodía de lunes a viernes por 9,50 euros pudiéndose elegir entre dos entrantes y tres segundos (uno de carne y dos platos de pasta como los ‘spaghetti carbonara’ o unos ‘rigatoni con achicoria morada, queso Taleggio y nata’, que por ejemplo pusimos ayer en el menú. Y, por la noche, como sugerencia propusimos unos ‘Ravioli di ricotta e spinaci alla norma (con tomate, cubitos de berenjena fritos y Parmigiano Reggiano) o unos ‘Taglioline con salsa de tomate cherry flambeados al vodka y cigalas’.

Leer el artículo completo en la revista