Llega la temporada de caza a las mesas del mítico restaurante Horcher, en las que se podrán degustar algunas de sus recetas más clásicas como la ‘Becada’, la ‘Perdiz a la prensa’ o el ‘Lomo de corzo’, por ejemplo

El emblemático restaurante Horcher es un auténtico referente en el panorama gastronómico  madrileño. Desde que se fundara en 1943 por el abuelo de Elisabeth Horcher, Otto, la cual hoy se halla al mando del negocio familiar, el restaurante no ha dejado de brillar. Es más, continua siendo un punto de encuentro para todos aquellos que disfruten del buen comer y quieran sentirse especiales durante unas horas, ya que, como afirma Elisabeth “el trato cercano es nuestra forma de ser, acompañado siempre de un servicio excepcional que hoy en día está en vías de extinción”. 

Este establecimiento, de origen centroeuropeo, es perfecto para todo momento y cualquier época del año, y continúa ofreciendo experiencias gastronómicas irrepetibles basándose en la tradición heredada de su creador. Horcher conserva su esencia original que le ha hecho ser todo un estandarte de la alta cocina internacional como la finalización de la mayoría de los platos en la sala, ofreciendo así una experiencia extra al comensal. 

Desde mediados del pasado mes de octubre, en Horcher ha quedado abierta la veda para degustar platos de caza hasta el próximo mes de marzo. Exquisitas recetas como la ‘Perdiz a la prensa’ o la ‘Becada’, que llevan en la carta desde los orígenes del restaurante hace 76 años, se codearán con otras propuestas haciendo las delicias de la clientela. Se trata de recetas en las que los tiempos de cocción se cuidan con un mimo escrupuloso, como detalla Miguel Hermann, jefe de cocina de Horcher, dado que las carnes de caza por ser de animales salvajes cuentan con menos grasas que otras y pueden quedarse secas al menor descuido. 

Cabe señalar que, durante la época de caza, Horcher sorprende diariamente a sus clientes con una variedad de platos fuera

Leer el artículo completo en la revista