La marca Carpano se halla en la cartera de la empresa italiana Fratelli Branca Distillerie y sus diferentes variedades de vermú se comercializan en el mercado español por la compañía Marie Brizard Wine & Spirits. Productos de esmerada elaboración con ingredientes naturales que determinan su sabor.

Originaria de Turín, y de la mente creadora de Antonio Benedetto Carpano, la marca de vermú Carpano, que fue adquirida por la empresa Fratelli Branca Distillerie en 1982, se muestra relevante en nuestro país. Por sí solas hablan las puntuaciones otorgadas por la Guía Peñín a los diferentes productos Carpano. La mejor puntuación se la llevó el producto Antica Formula con 95 puntos, seguido de Punt e Mes, con 94 puntos, de Carpano Classico, con 93 puntos, de Carpano Dry con 90 puntos y de Carpano Bianco, con 89 puntos; tal y como indica la compañía Marie Brizard Wine&Spirits, comercializadora de estos vermús en España.

La marca Carpano vio la luz en 1786 con el producto llamado Antica Formula, y cabe decir que cada uno de los cinco vermús cuenta con una receta diferente y se producen con hierbas y especias tratadas de dos maneras: infusión a calor en vino e infusión en frío en alcohol. Y los vermús rojos Carpano se endulzan con azúcar quemada proporcionándoles un color y un dulzor completamente naturales.

Para la producción de estos vermús se utilizan uvas de vino blanco (Trebbiano y Catarratto), de las regiones italianas de Emilia Romagna y Sicilia, como ingrediente base, a las que se añade el alcohol, las hierbas aromáticas y cortezas. En cuanto a ingredientes secos normalmente usados en vermús incluyen flores de ajenjo, canela, cinchona, cortezas de cítricos, cardamomo, camomila y jengibre. El producto se embotella pasados un par de meses aproximadamente.

La receta de los vermús Carpano tiene carácter secreto desde entonces, de hecho, nadie ha tenido conocimiento de más de 1/3 de la fórmula y, por ello, para poder preparar la receta es necesario que se junten las tres personas que tienen esos conocimientos, porque ninguno puede saber los secretos de los otros dos.

Leer el artículo completo en la revista