En La Bottega di Michele se puede disfrutar de una cocina de autor, de gran calidad, hecha al momento y con productos de temporada, que lleva la firma de Michele Caporale. En ella, se puede degustar la pasta fresca ultracongelada de Surgital de sus gamas Laboratorio Tortellini, Divine Creazioni o Pastasí

En el seno de una familia italiana de restauradores, con una tradición de un siglo en dicho campo y que, de hecho, celebra este año su centenario, nació Michele Caporale. Un genio autodidacta en los fogones. “Michele es un chef muy artista, hace recetas muy personales, artísticas y de fantasía, difícilmente salen dos platos parecidos, esto es parte de su éxito y de su forma de ser, así como de su forma de trabajar, siempre pensando en la máxima calidad dando el producto más fresco, así como de sus muchos años de experiencia y sobre todo de su gusto por comer bien”, comenta Marcela Moreno, esposa y compañera de Michele en el restaurante que capitanean.          

Y es que experiencia culinaria a Michele no le falta. La población de Pescara en la región italiana de Abruzzo le vio nacer y “desde los cuatro años de edad -relata Marcela- ya estaba en la cocina con su abuela María, amasaba la pasta, los ñoquis, los raviolis… porque antiguamente todo se hacía en casa, al igual que las conservas de tomate, las berenjenas… Con los productos del verano se preparaban las cosas para el invierno y él colaboraba siempre, transmitiéndole su abuela la pasión por la gastronomía”.

Con ese bagaje de sabiduría, Michele llegó a nuestro país y se instaló en las Islas Baleares, en la mallorquina Bahía de Alcudia poniendo de manifiesto su buen hacer en el terreno hostelero de la zona. De Alcudia dio el salto a Palma de Mallorca y en esta localidad fue donde abrió La Bottega di Michele en el año 2001 junto a un socio. Pero desde hace años, el timón del restaurante lo guían Michele y Marcela, formando un buen tándem ya que Marcela, que se encarga de la sala y del servicio, conoce bien el terreno que pisa, habiendo cursado estudios de hostelería en Colombia, su país natal, en donde también adquirió experiencia en un restaurante italiano.

En La Bottega di Michele, situada en una calle peatonal del barrio de Santa Catalina, en las proximidades de la catedral, se disfruta degustando sus platos. “Michele realiza una cocina de autor, y todos los platos se preparan al momento, siendo una cocina muy espontánea a su vez. Nuestra carta es bastante completa y abarca todo tipo de productos como la carne, el pescado o la pasta, a lo que hay que decir que la pasta fresca ‘ultracongelada’ de Surgital la utilizamos mucho para la elaboración de las recetas, como por ejemplo los ‘lunette al foie’ o las ‘margherite alla mela’ que nos acompañan siempre”, manifiesta Marcela.

En La Bottega di Michele, el comensal se encontrará con diversos productos de la pasta fresca ultracongelada de Surgital de sus gamas Laboratorio Tortellini, Divine Creazioni o Pastasí. De hecho, los clientes podrán saborear variadas creaciones culinarias elaboradas con ‘Ravioli alla carne’, ‘Raviolotti al pecorino di Pienza e pinoli’ (con queso pecorino y piñones), ‘Tortelli alla zucca’ (con calabaza), ‘Spaghetti alla chitarra’ preparados con ‘frutti di mare’ (con marisco) o con ‘Cannelloni ricotta e spinaci’ (con queso ‘ricotta’ y espinacas), además de poder degustar platos realizados con los mencionados ‘Lunette al foie’ y las ‘Margherite alla mela’ (con manzana), “que tienen una gran aceptación entre el público, y que hacen que nos diferenciemos de otros restaurantes.

Leer el artículo completo en la revista