La restauración menorquina cuenta con una nueva y prometedora referencia en la localidad de Ciudadela llamada Pinzell Restaurant. Erigida en una bonita casa de tres alturas, su cocina de autor y cuidada decoración no pasan desapercibidas.

La expresión artística es su “ley”. Su propio nombre de pila ya exhibe esa forma y esos trazos vinculantes con el mundo del arte. Pinzell se llama este restaurante ubicado en el número 4 de la Plaça des Pins, el cual se presenta con la paleta de colores que utilizan los pintores, haciendo honor a la trayectoria familiar de sus creadores, dedicada al universo de la pintura.

Pinzell Restaurant abrió sus puertas el pasado nueve de mayo en la bonita localidad de Ciudadela, en Menorca; isla balear que fue declarada Reserva de la Biosfera por la Unesco.

Los hermanos Torrent, Alfonso y Víctor, originarios de Menorca, han dado vida a un establecimiento que ofrece una cocina de autor con guiños a los productos locales. Este compromiso de sostenibilidad se degusta en sus platos. “Para nosotros es importante contribuir con la isla, ayudando a los comerciantes de la misma”, comenta Alfonso durante nuestra agradable conversación.

Alfonso y Víctor, a pesar de hallarse en la treintena, llevan muchos años entregados a la profesión hostelera en cuerpo y alma. Además, no son neófitos en ella. Pinzell Restaurant no es su primer debut; de hecho, en el local contiguo abrieron hace seis años Es Fabiol, una cafetería-restaurante que también ofrece un servicio de coctelería en la terraza de la que dispone; y hace algunos meses, la misma Plaça des Pins, también ha acogido un establecimiento que se hace llamar La Menorquina, “proponiendo una oferta de heladería, cafetería, bollería…, para desayunar”, como indica Alfonso Torrent.

Leer el artículo completo en la revista