La producción ha crecido en 2023 alcanzando los 41,3 millones de hectolitros. España es el segundo productor cervecero de Europa, solo por detrás de Alemania y por encima del Reino Unido, y el octavo a nivel mundial. El consumo ha aumentado un 2,84% impulsado por el turismo extranjero, y destacándose el de la cerveza sin alcohol. Las ventas en hostelería aún no alcanzan las cifras prepandemia

La cerveza, en España, es una bebida motora de la economía del país, generadora de empleo, dinamizadora el mundo rural, sostenible, y un claro ejemplo de consumo basado en un patrón mediterráneo, en compañía y degustando nuestra riqueza gastronómica. 

No obstante, estas credenciales de presentación, veamos cuál es la panorámica que esta popular bebida ofrece en el mercado a raíz del Informe Socioeconómico del Sector de la Cerveza en 2023 publicado por Cerveceros de España y el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación.

En términos productivos, la producción de cerveza evolucionó favorablemente el pasado año, alcanzando los 41,3 millones de hectolitros, un 0,78% más que en 2022 y un 4,91% más que en el periodo 2019.

La cifra alcanzada de 41,3 millones de hectolitros en 2023 convierte a España en el segundo productor cervecero de Europa, solo por detrás de Alemania y por encima incluso del Reino Unido, y en el octavo a nivel mundial. 

De esta situación de bonanza productiva, no se contagia el segmento ‘craft’ que apunta a una menor producción con un descenso del 0,7% entre las cerveceras que producen menos de 10.000 hl. No obstante, se observa un cierto crecimiento entre las cerveceras que elaboran entre 10 y 50 mil hectolitros. Además, el número de cerveceras descendió un 5% con respecto al año 2022, y si lo comparamos con el 2019 acumula un descenso del 38%. 

Leer el artículo completo en la revista