Los tiempos cambian. La evolución es un buen indicador de movimiento, por tanto, un signo favorable. La cuestión es saberse adaptar a esas fluctuaciones que traen las tendencias de hoy. Algo que están manejando muy bien las empresas del sector de las hortalizas y frutas preparadas, conocidos como productos de IV Gama. Salubridad, garantía de calidad, comodidad, rapidez en la preparación y servicio, ahorro en diferentes vertientes: de tiempo, de dinero, de desperdicios alimentarios o de espacio son atributos de estos productos que, además, contribuyen a la variedad de oferta tanto para el consumidor como para los profesionales de la restauración y hostelería.
Se trata de un sector triunfante en el mercado español, que el pasado año 2013 ha experimentado un notable auge, especialmente en el canal Horeca, que ha superado incluso al registrado en Alimentación. Que mejor que echarle un pulso a este mercado que de la mano de Juan Miguel Floristán, presidente de la Asociación Española de Frutas y Hortalizas Lavadas, Listas para su empleo (AFHORFRESH) y del Comité de Frutas y Hortalizas Preparadas de FEPEX (Federación Española de Productores Exportadores de Frutas, Hortalizas, Flores y Plantas Vivas).
¿Cómo evoluciona el mercado de los productos de IV Gama?
“El mercado de frutas y verduras de IV Gama se encuentra en un buen momento y con muy buenas perspectivas de futuro. En el año 2012 el mercado crecía un 3% pero con un comportamiento muy diferente entre el canal ‘Retail’, con un crecimiento del 4%, frente al -2% del canal ‘Food Service’ -detalla Floristán-. De todos es conocida la fuerte bajada de consumo que se produjo en el canal de la restauración. En cambio, el año 2013 ha finalizado con unos datos mucho más positivos, con un incremento del 4%, destacándose la recuperación del canal ‘Food Service’ con un crecimiento de 5%, superando al canal de Alimentación que creció un 4%”.

 

 

Leer el artículo completo en la revista