Table of Contents Table of Contents
Previous Page  60 / 84 Next Page
Information
Show Menu
Previous Page 60 / 84 Next Page
Page Background

elaboración del Brandy Gran Duque de

Alba: 10 años para GDA, 15 para GDA

XO y 20 para GDA Oro. Brandis que

fusionan una complejidad de sabores y

aromas que sólo el tiempo ha podido

conjugar de manera tan armoniosa.

Gran Duque de Alba conjuga la historia

con la modernidad. De hecho, rediseña-

ron toda la gama con un enfoque más

actual, distinguido y refinado, y que se

presenta en una nueva botella con un

vidrio de excelente calidad, un talón más

estrecho, fondo más grueso y hombros

más pronunciados, lo que le dota de una

apariencia estilizada y exquisita. Todo

ello con el fin de que el brandy se asocie

con una marca contemporánea, moder-

na y vibrante.

Antoni Cumella

, ceramis-

ta de prestigio internacional, fue el en-

cargado de diseñar la botella y el tapón

en la campaña que en 1973 se puso en

marcha para el lanzamiento internacio-

nal del Brandy Duque de Alba.

BODEGAS OSBORNE

Actualmente

Bodegas Osborne

comer-

cializa nueve marcas con la Denomina-

ción Brandy de Jerez:

Magno

,

Carlos

III

,

103 Solera Reserva

,

Alma de

Magno

,

Carlos I

,

Carlos I Imperial

,

Conde de Osborne

,

Independencia

y

1866

. Se trata de marcas con personali-

dad y características propias que desta-

can por su extremada calidad, cuidada

elaboración y extraordinario sabor. Se-

gún la bodega, su buque insignia es Car-

los I. Un brandy bautizado con nombre

de Rey y el Brandy de Jerez Solera Gran

Reserva nº1 en el mundo. Su símbolo, la

marca de la V de la victoria. El número 1.

Dos elementos altamente aspiracionales.

Expresión del éxito absoluto y del lujo.

Son atributos de una marca icono como

Carlos I, conforme detallan.

La historia de Carlos I se remonta a

1889 cuando en la ciudad de Jerez,

un maestro bodeguero encontró en

un rincón de su bodega unas botas

antiguas. No se supo nunca de donde

provenían, pero en el momento en el

que lo probo, descubrió que era un

sabor capaz de conquistar el mundo.

Por eso la bautizó Carlos I. Carlos

I o también llamado Carlos V de

Habsburgo. El logotipo de marca se

inspira en el cuadro de Tiziano en la

que se puede ver a Carlos I en 1548

tras la batalla de Muhlberg. Su figura es

el elemento inconfundible de marca en

las botellas y estuches.

Carlos I nace en Andalucía y en su

elaboración se emplea la variedad

de uva Airén procedente de Castilla

La Mancha y este brandy usa una

destilación exclusiva en alambique

de cobre, un método artesanal, para

conseguir las “holandas” más selectas y

trasportarlas hasta la localidad gaditana

de El Puerto de Santa María, sede de

las Bodegas Osborne.

Carlos I envejece en barricas de roble

americano que antes han contenido

vinos de Jerez, Amontillado y Oloroso,

durante más de 20 años. Esta madera

nos da aroma a vainilla, coco cremoso,

incluso plátano, y el vino que albergó

potenciará distintos matices, desde el

carácter y la estructura del Oloroso, a

la salinidad y finura del Amontillado.

Tal y como detalla la bodega, la

mayoría de sus brandis tienen un

comportamiento positivo por encima

de la categoría. Por ejemplo, la marca

Carlos I crece a doble dígito impulsada

por su mejora en rotación en los

canales de Alimentación y Hostelería.

Por citar algún reconocimiento de

alguno de sus brandis, reflejamos la

Medalla de Oro conseguida en WSA

Austria y la Medalla de Plata en el ISC

United Kingdom del Carlos I Imperial.

BODEGAS SÁNCHEZ-ROMATE

Diversos son los brandis que elabora

esta bodega de Jerez, cuyo origen se

remonta al siglo XVIII, concretamente

al año 1781, cuando Juan Sánchez de

la Torre sentó las bases de

Sánchez-

Romate Hermanos

, pero no fue hasta

un siglo después, en 1887, y por decisión

de la cuarta generación de la familia

que se empezó a elaborar un brandy

exclusivo destinado al consumo privado

surgiendo

Cardenal Mendoza Solera

Gran Reserva

. Una gama formada por

Cardenal Mendoza Clásico

, un Solera

Gran Reserva elaborado con uva Airén y

envinado con Olorosos y Pedro Ximénez,

presentando un envejecimiento de más

de 15 años;

Cardenal Mendoza Carta

Real

, que muestra una botella exclusiva

numerada y serigrafiada; y

Cardenal

Mendoza Non Plus Ultra

, que nació a

partir de una limitada selección (38 botas

de Cardenal Mendoza) que se reservaron

para conmemorar el bicentenario de

la bodega en los años 70. Este brandy

cuenta con un envejecimiento de más de

40 años.

María Concepción Escribano

Foto cedida por el Consejo Regulador del Brandy de Jerez

Foto cedida por el Consejo Regulador del Brandy de Jerez

60

B

ar

B

usiness