Previous Page  77 / 84 Next Page
Information
Show Menu
Previous Page 77 / 84 Next Page
Page Background

Aunque los básicos de las terrazas y exteriores siguen sien-

do los mismos (sillas, mesas, sillones, decoración…), las ne-

cesidades de cada negocio van marcando el ritmo de este

sector.

“La tipología de productos no ha variado mucho: mesas,

sillas, sofás, tumbonas, parasoles, mesas altas bar, taburetes

altos bar… iluminación de exterior, lámparas, en algunas

ocasiones maceteros y piezas más grandes si se trata de

un espacio exterior grande, pero la novedad es que ahora

se apuesta por productos que formen parte de colecciones

versátiles con la suficiente cantidad de tipologías para crear

espacios agradables y elegantes, integrados o en diálogo

con su arquitectura”, explican en

Gandía Blasco

.

En

Vondom

, apuestan por colecciones distintas y diseña-

dores diferentes para adaptarse al estilo personal de cada

negocio: “Cada ubicación es única y los productos se adap-

tan perfectamente al estilo del recinto, pero principalmente,

aquellos productos que se llevan en estos negocios suelen

ser sillas, butacas y mesa. Si cuentan además con exteriores

y terrazas, también se demandan maceteros, sillones y sofás

que gracias a la incorporación de sistemas de iluminación

LED permiten cambiar de color y crear atmósferas muy vi-

vas”.

“Los restaurantes suelen necesitar principalmente sillas o

sillones de comedor, mesas comedor, con pie central o 4

patas, mientras que los hoteles centran sus demandas en

mobiliario para zonas de piscina, con las tumbonas, y zonas

de relax y ‘chill out’, con sofás, mesas bajas…”, aseguran

desde

Bivaq

.

hacia diseños sin estridencias pero también sin minimalis-

mos”.

Decoraimport Asia

destaca el interés que ha surgido ahora

en España por las líneas de aire ‘retro’ que se pueden en-

contrar de forma habitual en terrazas de otros países como

Francia.

La elección de los colores y la decoración es cuestión de estilo

y gusto. En

Gandía Blasco

aseguran que las peticiones varían

según el perfil del cliente y el espacio que requieran amueblar:

“Las generaciones jóvenes o de mediana edad con cierta sen-

sibilidad a la cultura del diseño se atreven con gamas sobrias

junto a piezas de colores vivos que encajan mejor en sus loca-

les, por lo general más contemporáneos. Sobre todo prefieren

mobiliario más ligero, con más tejido y menos estructura, que

pueda moverse y cambiarse con facilidad”.

En

Vondom

concretan más y aclaran que como color “el

blanco es el rey indiscutible, seguido de negros, grises y

marrones”.

En esos tonos se suelen mover los clientes de

Bivaq

, que

aseguran que la tendencia clara es a los colores tierra, cru-

dos, beiges y pálidos. “Son colores neutros más sufridos que

los blancos y combinan muy bien con otros elementos de

la decoración”.

Esta empresa catalana explica que también se está dando

un cambio en los materiales que se demandan yendo ha-

cia elementos “más naturales y cálidos como la madera, la

piedra natural que incluso incorporan defectos propios del

producto como betas o pequeñas marcas”.

Eso sí, en cualquier caso, tal y como confirman en

Gandía

Blasco

, “en general los clientes continúan prefiriendo mate-

riales resistentes al exterior, que garanticen la durabilidad, y

colores neutros” que no se pasen de moda.

“La hostelería, como la mayoría de los clientes de

Vondom,

demanda y exige calidad, ergonomía y diseño en el produc-

to, ya que la gran mayoría de las piezas van a estar en el

exterior durante mucho tiempo y deben soportar las incle-

mencias del tiempo sin presentar deterioro”, explican.

De hecho,

Decoraimport Asia

introduce un elemento más

a la hora de elegir el tipo de mobiliario que se busca y es la

climatología a la que se tiene que enfrentar la terraza: “Cada

sector es un mundo con unas necesidades muy dispares no

sólo por su perfil de clientes o de decoración, sino también

por su entorno y climatología por lo que debemos analizar

las necesidades de cada uno y satisfacer todas y cada una

de ellas”.

En esa lista de imprescindibles, en Horeca la durabilidad

y calidad del mobiliario ocupan los primeros puestos. ”Es

fundamental asegurar la calidad por el uso intensivo del

producto, resistencia a los elementos atmosféricos, al paso

de los años… una exigencia que también se da en los ele-

mentos blandos”, aclaran las empresas.

Bivaq

insiste en que la apuesta por el diseño de los res-

tauradores y hoteleros es una búsqueda de diferenciar “sus

locales de los de su competencia, aportar más valor a su

oferta y por ello es necesario que todos los elementos que

ofrecen a sus clientes/usuarios sean de la máxima calidad y

lo más innovadores posibles”.

Cierto es que no es lo mismo lo que solicita un bar que lo

que sirve para un hotel. Sin embargo, el sector ha aprendido

a diferenciar las demandas y a satisfacerlas.

Foto cedida por Gandía Blasco

B

ar

B

usiness

77