Previous Page  52 / 84 Next Page
Information
Show Menu
Previous Page 52 / 84 Next Page
Page Background

52

B

ar

B

usiness

s e c c i ó n

c o c t e l e r í a

Raquel Espolio lleva pocos años en el

mundo de la coctelería pero ya sabe que

su apuesta tiene que ser el sabor y la

pasión, toques que pone cada día en el

local Habanera

L

a agitadora

de Habanera

PATROCINADA POR

www.pasabahce.com

D

e ella podría decirse que casi es una coctelera

“novata”, pero la intensidad de sus creaciones

y sus años de profesión relacionados con la

hostelería la han llevado a ser la coctelera de

Habanera

, el local de moda de Madrid y una de las últi-

mas apuestas del

Grupo

Larrumba

.

El aterrizaje de

Raquel Espolio

detrás de la barra fue

por casualidad, como suele pasar con los grandes genios.

“Estudié turismo y trabajaba como azafata y recepcionista

de varios hoteles. Trabajé como camarera y en alguna

coctelería pero sin darle importancia. Un año, buscando

un trabajo temporal, me contrató

David Muñoz

como ca-

marera. Allí conocí a

Carlos Moreno

, el culpable de que

empezara a enamorarme de este mundo”, aclara.

La pasión que aprendió de uno de los maestros de la

coctelería, hicieron que Raquel empezara a estudiar y a

mover con muchas ganas las cocteleras.

Han pasado sólo cuatro años pero esta madrileña, “pura

gata”, como ella se define, sabe lo que es vivirlos con

mucha intensidad.

“En Habanera, los cócteles suelen ser fresquitos, tropi-

cales, refrescantes, divertidos y afrutados, casi todos con

ginebra o ron y fáciles de beber”, asegura su responsa-

ble.

Pero el reto para Raquel Espolio es su apuesta por mari-

dar estos tragos con los platos que se sirven en el restau-

rante: “Nos gusta maridarlo para que puedan acompañar

bien los platos y llevar a la mesa el concepto que hemos

creado Carlos Moreno y yo: el “

Win-Win Situation

””.

¿Pero qué es este doble ‘win’? Se trata de que tanto el pla-

to como la bebida ganen unidos. Un ejemplo es nuestro

cóctel ‘

Raquelita

’, un cóctel asiático y ácido que marida

muy bien con el plato de carrillera de carne, ya que hace

que juntos cada bocado y cada sorbo sean una montaña

rusa”, ejemplifica.

Otro de sus “Win-Win Situation” o “momentos ganadores”

es el “Negroni casero y macerado con frutos rojos, que