Edición mayo 2015 - page 3

B
ar
B
usiness
3
editorial
luciendo
el tipismo
S
í, hablamos de gastronomía. Pero permítannos que lo hagamos de un modo local
en esta ocasión. En este mes de mayo, el mes de las flores por excelencia, un
recuerdo a un Santo que veneró la tierra nace de forma espontánea.
No es otro que San Isidro Labrador, como así se le apoda por sus funciones en el
campo. Patrón de la capital española, y de los campesinos y viticultores. Esa es la atribu-
ción que se le dispensa, y que tanto nexo causal posee con la alimentación.
Abonar y cultivar la tierra con amor es esencial para que dé buenos frutos y cosechas, y como
de buenos alimentos, ricas tradiciones culinarias, y grandes dosis de casticismo entiende nues-
tra ciudad, las costumbres salen a la calle al encuentro de todos aquellos que tengan menester
de darse un homenaje en esos días festivos de los madrileños. Arraigo de tradiciones que tam-
bién tienen carácter taurino, ya que indisoluble se presentan las fiestas por el patrón y la Feria
de San Isidro de Madrid, dejando una estela de corridas de toros en la Monumental Plaza de Las
Ventas. Una plaza en la que salir por la puerta grande se convierte en una hazaña. Labor que no
le resulta tan difícil a nuestra gastronomía, que sale al encuentro de los consumidores con sus
mejores platos típicos de la época, entre los que no pude faltar el de rabo de toro. De hecho,
durante este mes tienen lugar las Terceras Jornadas Gastronómicas del Rabo de Toro, con nu-
merosos restaurantes de la capital participantes en las mismas, tales como Casa Patas, El Buey,
El Rincón de Esteban, La Emulada, Samarcanda, 3 Mares, Los Arcos de Ponzano, Donde Pablo,
Paradis Madrid, El Barril del Tapeo, El Tendido, El Pitaco, El Jardín de Baco2, Ainhoa o Bríos,
entre otros establecimientos, que ya cuentan en su carta habitual con este plato tan castizo. Y es
que muchos restaurantes incluyen el rabo de toro en su propuesta de forma continuada como
Comer d Cine, que cuenta con el ‘Rabo de toro deshuesado cubierto de berenjena y calabacín
en salsa de su propio jugo’; Bacira, que presenta ‘Albóndigas guisadas de rabo de toro con puré
especiado de patata’; o La Dominga, que agasaja con su ‘Rabo de toro desmigado con puré de
patatas al aroma de trufa’, entre otros. O aquellos que exhiben sus recetas por San Isidro como
Espacio 33, Pecado Carnal, Marina Ventura, o Los Galayos, enumerando algunos.
Locales de nueva hornada, y reincidentes en celebrar las fiestas de San Isidro, como por
ejemplo la ‘brasserie’ Punk Bach, también se hace eco de los festejos. Esta ofrecerá durante
todo el mes de mayo ‘El Rabo Guisado Punk Bach’, un plato especial de rabo de toro, que
se halla fuera de la carta, y que viene cocinado a fuego lento durante más de tres horas,
con una salsa de vino y verduras, acompañado de patatas fritas y zanahorias ‘baby’.
Platea Madrid también se ha sumado a las celebraciones dando a degutar en el Puesto
Castizo ‘Cucuruchos de buñuelos de bacalao’, ‘Cucuruchos de calamares fritos’ y ‘Tortilla
de patata’. Centro de ocio gastronómico en el que no faltan en esos días los míticos bar-
quillos y espectáculos muy castizos.
Algarabía que también ha llegado a los restaurantes de hoteles. Así, el restaurante La Manza-
na, del hotel Hesperia Madrid, ofrecerá del 11 al 16 de mayo un menú especial, a cargo del
chef Esteban González, y que contará con platos como el ‘Cocido madrileño con sus vian-
das’, ‘Salmonetes a la madrileña con setas de la Sierra de Madrid’, ‘Verbena de verduras de la
Huerta Carabaña’, ‘Arroz cremoso de rabo de toro de Las Ventas’ y ‘Leche frita con sorbete
de fresas de Aranjuez’.
Dicho queda. A ponerse la mantilla y el traje de chulapo, para degustar un buen plato y
poner el broche de oro marcándose un buen chotis madrileño.
María Concepción Escribano
1,2 4,5,6,7,8,9,10,11,12,13,...84