Foto: The Orient Jakarta a Royal Hideaway Hotel

The Orient Jakarta, a Royal Hideaway Hotel ha sido diseñado por el prestigioso arquitecto Bill Bensley con un singular proyecto de interiorismo inspirado en el Antiguo Oriente. Este nuevo establecimiento confirma la apuesta de la cadena hotelera por su expansión en Asia

En su apuesta de expansión en territorio asiático, Barceló Hotel Group, ha abierto las puertas de The Orient Jakarta a Royal Hideaway Hotel en pleno corazón de la capital de Indonesia, en la calle Sudiman, el centro neurálgico comercial y de negocios de Jakarta.

Este nuevo hotel boutique de 5*, miembro de The Leading Hotels of the World, se caracteriza por la calidad de sus instalaciones y por su original interiorismo creado por una de las figuras clave del diseño hotelero de lujo contemporáneo en Asia: el arquitecto norteamericano, Bill Bensley.

Ubicado en un edificio de 32 plantas, el hotel cuenta con 153 elegantes habitaciones divididas en ocho categorías y distribuidas en doce plantas, todas ellas con vistas panorámicas a la ciudad. Su oferta gastronómica incluye el restaurante Caspar, especializado en nueva gastronomía española con cocina a la vista; un Snack Bar en el interior de una biblioteca con propuestas inspiradas en la cocina asiática. El Whisky Bar del restaurante Caspar, se caracteriza por una decoración inspirada en los antiguos clubs clandestinos; el Café California, situado en el ‘roof top’ del hotel a modo de ‘urban beach club’, con piscina, bañera de hidromasaje y zona de baile; y un Pool Bar, con piscina ‘infinity’.

The Orient Jakarta, a Royal Hideaway Hotel cuenta también con un espacio ‘fitness’ que incluye sala de yoga y meditación, ‘wellness’, saunas y zona de musculación, entre otros. Además, ofrece siete salas de reuniones, VIP lounge, y salas con vistas y terraza abierta para eventos, así como cinco plantas de ‘parking’.

El hotel destaca por un concepto que fusiona tradición y vanguardia con una elegancia natural. Inspirado en el antiguo Oriente, sus interiores rezuman el legado y la riqueza de una cultura viva, patente en los materiales, objetos y antigüedades que visten sus rincones. Entre sus referencias al arte local, la decoración incorpora numerosos elementos de artesanía con un alto significado cultural que, juntos, tejen una narrativa que invita a los huéspedes a descubrir y experimentar desde dentro la cultura de la isla de Java. Esculturas, tallados y pinturas realizados por artesanos locales, maderas recicladas de barcos o telas batik confeccionadas a mano, una técnica de teñido considerada Patrimonio Cultural Inmaterial de la Unesco que el arquitecto Bill Bensley ha sabido convertir en pieza fundamental del ADN del proyecto interiorista.